jueves, 31 de marzo de 2011

Que malo es pensar!

Otra vez con la cabeza hecha un lio. Eso me pasa por pensar, que tengo unos vicios más malos! No me podría haber viciado con los cartones de sangría Don Simón, no, me vicio a pensar.


Antes eso no me pasaba, me guiaba principalmente por impulsos, ya ni te cuento si entraba en juego el corazón… me lanzaba al vacío con los ojos vendados y las manos atadas a la espalda. Y no os estoy hablando de cuando tenía 15 años, no. Recuerdo llevar a mi hija colgada de la bolsa canguro y darme un aire e irme a pasar el día a la costa o a cualquier sitio sin previo aviso.


Pero, como ya sabéis los que me habéis leído alguna vez, hubo un punto de inflexión en mi vida, un punto de no retorno que me hizo meter gran parte de las emociones y los impulsos en mi caja de lata rosa y dejar salir al señor razón y a la señora lógica. El Sr. Razón y la Sra. Lógica te hacen ir por el camino correcto, no te desvían, te hacen hacer lo que debes hacer y lo más conveniente en cada momento.


Y eso está bien, vives la vida sin complicaciones, tranquilamente. Así pues, las emociones importantes que quedaron dentro de la caja, adormecidas y aburridas, no molestaban. Problema: necesitaba tener fuera la intuición, aunque no le hiciera caso y el amor ( menos el romántico todos son necesarios, no? ) y estas dos emociones me están haciendo pensar más de la cuenta, demasiado ( a nivel explosión de cabeza, para que os hagáis una idea… )


Y, es más, el amor que no se conforma con lo que tiene se revela y empieza a ponerte cosas rosas, mariposas y violines por delante. Así que empiezas a pensar y a valorar esa cosa tan horrible que llamamos los pros y los contras…

En mi caso, ganan los contras, pero los pros son más fuertes y aunque me resisto vuelvo sobre ellos una y otra vez… No habéis tenido nunca la sensación de que cuanto más queréis alejaros de algo o de alguien más fuerte es esa inercia que os lleva de nuevo allí?

Y eso hace que me cabeza siga dando vueltas y vueltas y vueltas - a ver, concretemos, no en plan niña del exhorcista, vayáis a pensar que voy por ahí expulsando crema de guisantes por doquier! P

ero por mucho que piense, y aunque tenga claro a lo que me lleva ( no conviene, no interesa, no “guta”, nena caca, no tocar) no puedo dejar de “sentir” en ello… en fin, que lo sé, que no os habéis enterado de nada… pero y lo a gustito que me he quedado yo?


Breve resumen con ejemplo:


Algo o alguien te gusta – Ejemplo tarta de tres chocolates

Corazón, impulsos emociones – cómetela, cómetela

Razón y lógica: Nooooo, que eso va todo al culo y te va a sentar mal

Pensamiento: Me gusta pero sé que no me conviene y que me va a sentar fatal

Yo: Loca perdida


Os dejo un video que un amigo hoy me ha regalado ( creo que huele mis estados de ánimo ) Y que me ha parecido absolutamente precioso.

videoSe os besa locamente